Ciudad de México 18-11-2017
¿A quien le conviene la alianza entre el PAN y el PRD?
Partidos

¿A quién le conviene la alianza entre el PAN y el PRD?

Por

Miguel Ángel Mancera puede convertirse en la bisagra que determine el resultado de la elección en 2018

En abril pasado Miguel Ángel Mancera reconoció en una entrevista que necesita del PRD para construir su candidatura a la Presidencia de la República.

"Ojalá que se depure hasta lo que más pueda", acotó aquella vez refiriéndose a los militantes amarillos que hasta entonces se habían acercado a Morena. Hoy queda claro que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México no buscará una alianza con Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar: PAN y PRD ratifican que van solos en el Estado de México

Las últimas declaraciones  del tabasqueño dan cuenta que el sentimiento es recíproco. Si AMLO busca diferenciarse de una opción política, esa es la izquierda que representa Mancera y sus aliados.

El encuentro entre Ricardo Anaya y Alejandra Barrales seguramente apresurará la purga interna del perredismo hasta quedar únicamente la estructura mancerista. Luego de concluida la sorpresiva conferencia  de prensa del sábado, distintas tribus del partido externaran su inconformidad  y desconcierto con el anuncio de su dirigente.

Incluso Cuauhtémoc Cárdenas mostró su malestar.Y es que el experredista hace poco lanzó el plan Por México Hoy, que busca crear un frente ciudadano, de izquierda pero independiente de los partidos. Muchos dieron por hecho que esta sería la plataforma de Mancera.

Sin la representación suficiente al interior del partido del sol azteca, posiciones como la de René Bejarano, que encuentran absolutamente reprochables las alianzas con el albiazul, tarde o temprano tendrán que emigrar del PRD.

Puedes leer: Rechaza Bejarano Frente Opositor con PAN

¿Y los panistas que ganan con todo esto?

De los aspirantes albiazules Margarita Zavala es la mejor calificada en las encuestas para competir contra López Obrador, pero si en verdad quiere ganar tiene que sumar votos fuera de su partido. La ley electoral vigente hace imposible que se repita un escenario como el de 2006, cuando Felipe Calderón ganó con una diferencia del 0.1 por ciento.

El PAN puede vencer en 2018, pero no por sí solo. Sin ser favorito en ningún sondeo, Mancera puede ser la bisagra que determine el resultado de la elección.

Para evitar cualquier discordancia ideológica con otros partidos, el juego del Jefe de Gobierno está enfocado en el centro del espectro político. A eso mismo le apuestan Anaya y Barrales. Completamente inofensivo y elástico, el proyecto nacional de este frente amplio opositor  puede resultar atractivo para el elector que continúa percibiendo como un peligro la beligerancia domesticada de López Obrador. La atención estará puesta en la estrategia del miedo, que por cierto el panismo ya echó a andar en el Estado de México.

¿Por qué no van juntos PAN y PRD en la elección mexiquense?

Sencillo, antes de formalizar su frente opositor, el PAN y el PRD buscarán medir su capacidad real como jugadores individuales. En 2012 en esa entidad se emitieron 10.25 millones de votos para la elección del presidente de la República. Independientemente de que fuerza política gane en junio, la cerrada competencia de los candidatos tendrá un efecto en el escenario de2018.


Saúl Rivera

Politologuea, analiza la vida chilanga. @saulrjz

El Andén

Etiquetas: PRD PAN Miguel Ángel Mancera López Obrador