Ciudad de México 18-10-2017
Carlos González, el género y la cuota en el INE
Ideas

Carlos González, el género y la cuota en el INE

Por

La semana pasada los legisladores federales eligieron a los tres nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral. Más allá de que el proceso sigue marcando con un sello de partido a los aspirantes, queda claro que finalmente el tema se está acotando para convertirse en un asunto de especialistas en técnica electoral. Ya no se buscan héroes ni sujetos canonizables ni herederos del apellido idealizado de Woldenberg. Ahora la contienda está entre funcionarios electorales. Gente que sabe organizar jornadas electorales, que entiende de dilemas de organización, que ha lidiado con los poderes fácticos, con gobernadores, legisladores y partidos políticos. Eso es saludable: el camino que hay que andar es el que considere al INE como un órgano técnico con blindajes que funcionan, no como el instrumento negociador de la democracia.

Me llama la atención que los tres consejeros elegidos tienen amplia experiencia en institutos locales: dos de ellos son del Instituto Electoral del DF y uno más tiene experiencia en Michoacán. Eso es  muy saludable. Eso, y que la perspectiva de género estuvo presente: Beatriz Zavala y Dania Paola Ravel (dos ex consejeras locales en la Ciudad de México) cubrieron la cuota.

Sin embargo, no dejo de pensar que una cosa es cubrir una cuota y otra muy distinta es garantizar la defensa de la perspectiva de género. Zavala y Paola cumplen con el perfil del sexo, pero quien tiene un trabajo sólido, ininterrumpido y nacionalmente reconocido en materia de género resulta que no es mujer, sino hombre. Carlos González, hoy consejero del IEDF quedó en las finales y fue rebasado por su propio postulado: el que dice que hay que llevar mujeres a los espacios de decisión.

Qué paradoja. Creo que con él se inaugura una nueva etapa: la de los hombres que han caminado y promovido teórica y activamente los postulados de igualdad, más que muchas mujeres con concepciones tradicionales de lo público. El INE no cuenta con ningún consejero que tenga como bandera personal completar la democracia completando la universalidad de los derechos. Y gracias a la cuota, seguirá sin tenerlos. 


Ivabelle Arroyo

Directora de El Andén. Lee en bicicleta, escribe con un cucharón de cocina y le intrigan los rufianes. @ivabelle_a

El Andén

Etiquetas: Carlos González INE IEDF Cuotas Género