Ciudad de México 25-09-2017
Cinco anos de Pena Nieto y Mancera
Gobiernos

Cinco años de Peña Nieto y Mancera

Por

Su relación empezó bien, luego hubo desencuentros, nunca tan graves como para pensar en un rompimiento

En noviembre de 2013 Mancera celebraba la comunicación abierta con el presidente Enrique Peña Nieto durante el primer año de gobierno de ambos mandatarios. Dicha apertura, decía el jefe de Gobierno del aún Distrito Federal, serviría para concretar proyectos de infraestructura hídrica o para mejorar el Metro.

El coqueteo entre los dos le sirvió a Peña Nieto para fortalecer su estrategia  conciliadora con la oposición y que encontró su clímax con la firma del Pacto por México, mientras que Mancera utilizó está relación para distanciarse de su antecesor, Marcelo Ebrard.

La relación no  ha sido solamente miel sobre hojuelas, en los últimos cinco años hubo jaloneos y desencuentros, nunca tan graves como para precipitar un rompimiento real.


El fondo de capitalidad

Desde el inicio de su administración, Mancera insistió en la necesidad del reconocimiento del fondo de capitalidad para la Ciudad de México. El gobierno federal le cumplió hasta que el año pasado anunciaron recortes al presupuesto yel fondo quedó fuera de la iniciativa presupuestal 2017 del ejecutivo federal.

Mancera encabezó la "defensa de la ciudad", mientras que Peña advertía a la prensa: "Hay quienes quieren amarrar navajas entre Mancera y yo".

Al final los diputados federales aprobaron un fondo de capitalidad por 2 mil 500 millones de pesos.

Contaminación ambiental

Cuando el año pasado la contaminación ambiental llegó a sus mayores niveles en el Valle de México, Mancera se molestó porque la Ciudad de México, según dijo, tenía que cargar con todas la responsabilidad de las contingencias.

Este asunto, concluyeron varios analistas políticos, congeló la relación Peña-Mancera, hasta el punto que el jefe de Gobierno llegó a retar a las autoridades federales:

"Luego se enojan y nos amenazan con que nos van a mandar a la Profepa, que la manden, que nos la manden, ahí vamos a estar pendientes de su llegada".

Después vinieron las lluvias, bajaron los índices de contaminación y la tensa relación se distendió.

¿Qué pasará con el AICM?

Otro momento más o menos accidentado entre los dos gobiernos lo detonó el futuro del predio que hoy ocupa el Aeropuerto de la Ciudad de México.

El año pasado se presentó un jaloneo por determinar  la propiedad y el destino de las 710 hectáreas.

A la discusión le entraron por un bando, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles; y por el otro, Salomón Chertoriviski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad.

La bronca hubiera crecido de no ser porque las obras del nuevo aeropuerto en Texcoco culminarán hasta 2020, con Mancera y Peña Nieto en otros espacios. No había necesidad de desgastarse.

Mancera defiende al Presidente

CuandoDonald Trump llegó a la Casa Blanca, en México se prendieron las alarmas. Peña Nieto fue criticado por su tibia posición frente a las amenazas del norteamericano, algunos más salían a las calles para manifestar su repudio al nuevo presidente de los Estados Unidos y sus comentarios racistas.

En este contexto, Miguel Ángel Mancera convocó urgentemente a todos los gobernadores del país para expresar su irrestricto apoyo al Presidente de la República.

"Hay que tomar una posición definitiva con el presidente", invitó Mancera durante uno de los momentos más críticos para el gobierno mexicano.

La Constitución CDMX

Gracias a la estrecha relación Peña-Mancera es que finalmente hubo Constitución de la Ciudad de México. Si queremos observar el acontecimiento desde una estricta perspectiva racional, podemos afirmar que el presidente de la República concedió una gracia al jefe de Gobierno para su lucimiento personal.

Por supuesto ambos procuraron estar presentes de alguna forma en el constituyente y lo lograron. Sin ningún argumento jurídico que lo justificara, el presidente y el jefe de Gobierno se apropiaron de seis curules cada quien para ser parte de esta historia.


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Enrique Peña Nieto Miguel Ángel Manera Presidencia de la República Jefatura de Gobierno Quinto Informe de Gobierno