Ciudad de México 26-07-2017
Con un incomodo silencio Mancera ampara a Rios Garza
Gobiernos

Con un incómodo silencio Mancera ampara a Ríos Garza

Por

En total sigilo Rodolfo Ríos Garza renuncia como titular de una PGJ duramente cuestionada por la sociedad civil

El pasado 24 de junio el Gobierno de la Ciudad de México anunció de manera discreta la renuncia de Rodolfo Ríos Garza como titular de la Procuraduría General de Justicia. Una escueta tarjeta informativa que no explica los motivos de la dimisión y enviada a las redacciones de los medios de comunicación el sábado por la tarde bastó para comunicar la noticia.

En los siguientes días el jefe de Gobierno guardó silencio respecto a la salida de Ríos Garza. El martes pasado en una entrevista realizada luego de participar en la firma del Código de Etica del Sector Inmobiliario y Vivienda, Miguel Ángel Mancera explicó, lacónico, la razón de la renuncia del procurador.

"Motivos personales, eso fue", dijo apenas el mandatario capitalino que ante la insistencia de los reporteros agregó que Ríos Garza no quedaba descartado de participar en su equipo de campaña para competir por la Presidencia de la República.

Más relajado, en entrevista con la periodista Adela Micha, Mancera comentó:

"El comunicado de gobierno lo dice muy claro, agradecemos toda la gestión, toda la tarea realizada, Rodolfo tiene aspiraciones personales, trabajo que quiere hacer."

Sin embargo, el anuncio de la renuncia del ahora exprocurador sucedió apenas tres días después de la publicación de la recomendación sobre el caso Narvarte emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en la que se responsabiliza a la PGJ de haber violentado el derecho al debido proceso, a la vida, la justicia a la honra y dignidad de las cinco víctimas del multihomicidio y de sus familiares.

Durante la presentación de la recomendación, Perla Gómez, presidenta de la CDHDF, cuestionó las diversas omisiones en las distintas líneas de investigación a cargo de la PGJ, además de acciones como la filtración de información que provocó la discriminación y revictimización de las personas afectadas.

La Recomendación 4/2017, calificada por los abogados de los familiares de las víctimas como un parteaguas que evidencia el deficiente sistema de procuración de justicia y de atención de víctimas de la Ciudad de México, tendrá que ser aceptada o rechazada por las autoridades capitalinas a más tardar el próximo 14 de julio.

En las últimas semanas organizaciones  de la sociedad civil y un grupo de académicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) llamaron la atención a Ríos Garza por el tratamiento de la procuraduría del caso Lesvy Osorio Rivera, la joven encontrada sin vida en Ciudad Universitaria  el pasado 3 de mayo.

A decir de los abogados de la familia de Osorio Rivera, la PGJ ha actuado con total opacidad en la investigación, luego de negar a los interesados el acceso al expediente a pesar de haberlo solicitado seis veces desde el pasado 16 de mayo y por enviar si justificación la carpeta a la Procuraduría General de la República (PGR).

La salida de Ríos Garza de la PGJ también coincide con las quejas ciudadanas por la creciente inseguridad en la capital del país. El pasado 6 de junio de 2017 el Observatorio Nacional Ciudadano informó que en los últimos cuatro meses los índices delictivos han aumentado considerablemente en la Ciudad de México. El reporte señala que la ciudad se encuentra en segundo lugar nacional por robo a transeúnte, tercero en robo a negocio y cuarto en robo con violencia.

"En general la ciudad tiene una descomposición, aunque no es tan identificable en algunas cosas, estamos viendo que el aumento en delitos no es un movimiento positivo. Comparado con el año pasado, sí tenemos una situación preocupante", afirmó entonces Francisco Rivas, presidente del Observatorio Nacional Ciudadano en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

 

Ríos Garza a la SCJN

Dos fuentes distintas consultadas coindicen al afirmar que Rodolfo Ríos Garza pretender ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). El 30 de noviembre de 2018 el ministro José Ramón Cossío concluye su encargo en el máximo tribunal del país y quedará un espacio vacante en la Primera Sala.

De acuerdo con el artículo 95 de la Constitución, para ser electo ministro de la SCJN es requisito "no haber sido Secretario de Estado, Fiscal General de la República, senador, diputado federal, ni titular del poder ejecutivo de alguna entidad federativa, durante el año previo al día de su nombramiento".

Si la intención del exprocurador capitalino es esa, entonces pudo presentar su renuncia dentro de los próximos meses, sin embargo lo hizo ahora, en un contexto de serios cuestionamientos a la actuación de la PGJ e inconformidad ciudadana por los altos índices de incidencia delictiva

Ríos Garza es considerado uno de los perfiles más cercanos a Miguel Ángel Mancera, son viejos conocidos. Siendo jóvenes, ambos trabajaron juntos en el bufete de abogados León, Moreno, Mancera y asociados. Cuando Mancera fue el titular de la PGJ durante la administración de Marcelo Ebrard, Rodolfo Ríos sirvió como su secretario particular.


Saúl Rivera

Politologuea, analiza la vida chilanga y jura que juega a las trais con su hijo de año y medio. @saulrjz

El Andén

Etiquetas: Miguel Ángel Mancera Rodolfo Ríos Garza PGJ