Ciudad de México 20-01-2018
Debut y despedida de Eruviel Ávila en tierras chilangas
Ideas

Debut y despedida de Eruviel Ávila en tierras chilangas

Por

Para no dejarlo chiflando en la loma, después de su mandato en el Gobierno del Estado de México y mientras la cúpula mayor del PRI definía a los elegidos para ir por la presidencia de la República y por el gobierno de la CDMX, a Eruviel Ávila Villegas le buscaron una beca para entretenerlo, toda vez que el mexiquense no tendría ninguna de las dos posiciones.

El encargo entonces fue mandarlo a tierras chilangas como el "mero, mero" con la firme convicción de armar una estructura electoral que permitiera al tricolor ser más competitivo, misión que Mariana Moguel, -quien renunció a la dirigencia del PRI CDMX- no pudo consolidar.

Los priistas chilangos vieron con recelo el arribo del ex gobernador del Edomex, pues cómo don Eru, (que seguramente ni el metro conoce), les iba develar el "ABC" para armar una elección triunfadora. Sin embargo, se tragaron su coraje y comobuenos soldados, cerraron filas con el mexiquense.

Entonces vimos a muchos políticos tricolores elogiar las capacidades y bondades de planeación y operación estratégica de Ávila Villegas, que parecía muy seguro de llevar al PRI capitalino por el camino del éxito electoral en el 2018.

Pero menuda sorpresa se llevaron, el mexiquense decidió abandonar el puesto para sumarse a la campaña de José Antonio Meade rumbo a la presidencia de la República, obviamente vio más potencial.

Así la beca de don Eru fue tan solo de dos meses, prácticamente vino de tour. Su "pasión y entrega total" al encargo de líder de los priistas chilangos duró como dice la canción: " una noche de debut y despedida".

 


La méndiga coyuntura

Colectivo de periodistas obsesionados con los vicios políticos y virtudes peores

El Andén

Etiquetas: Eruviel Ávila PRI CDMX José Antonio Meade