Ciudad de México 18-11-2017
Defiende Elias Azar su cacicazgo
Asamblea

Defiende Elias Azar su cacicazgo

Por

La Constitución de la Ciudad de México frenó sus intensiones de perpetuar su dominio en el Tribunal Superior de Justicia

Una semana antes de la aprobación de la Constitución de la Ciudad de México, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Edgar Elías Azar, amagó con impugnar la carta magna capitalina.

"Si la creemos intromisoria, hay la oportunidad de impugnarla, pero eso ya será decisión del pleno (del TSJ) cuando ya esté promulgada",comentó el 23 de enero pasado.

Días después, más de una columna política notó el distanciamiento de Elías Azar con el jefe de gobierno durante la ceremonia de promulgación de la constitución local.

El 28 de febrero el magistrado presidente del TSJ fue más lejos al advertir que la"ciudadanización" del poder judicial provocaría invariablemente a su aniquilamiento.

"Nadie debe tocar el árbol de la justicia más que la mano de los jueces" soltó ante el pleno luego de tomar protesta a siete nuevos magistrados y ratificar a otros 11.

Finalmente, Elías Azar cumplió su amenaza cuando la semana pasada presentó un recurso de inconstitucionalidad  ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de los artículos 35 y 37 de la constitución capitalina.

¿Qué es lo que tiene tan molesto a Elías Azar?

Durante los trabajos de la Comisión de Poder Judicial de la Asamblea Constituyente, el PRD prácticamente le dio la espalda al impulsar un par de puntos que significaron el fin de la hegemonía del guerrerense al frente del TSJ y del Consejo de la Judicatura, el órgano encargado de administrar y vigilar al poder judicial capitalino.

Por un lado, el texto constitucional plantea la creación de un Consejo Judicial Ciudadano cuyos integrantes serán designados por el Congreso luego de una evaluación de los perfiles realizada por la sociedad civil.

Puedes leer: Constituyente hace temblar a Elías Azar

Tambiénprohíbe que el titular del TSJ ocupe al mismo tiempo la presidencia del Consejo de la Judicatura y reduce a un año el periodo en el cargo como magistrado presidente.

Por supuesto las nuevas reglas del juego para el Poder Judicial tienen dedicatoria para Edgar Elías Azar, presidente del TSJ desde 2005 y cuestionado por el desaseo en su último proceso de reelección.

Te puede interesar: Elías Azar, enfilado para llegar hasta 2021.

A propósito de la segunda reelección de Elías Azar, el abogado Javier Quijano escribió en una carta publicada en 2015:

"Sólo se puede llegar a semejante aberración por mala fe, por pusilanimidad (temor, cobardía) o por ignorancia inexcusable. Cómo ésta última no es característica de un magistrado, si alguno de ellos vota por la reelección, tendrá que presumirse que la hace de mala fe o temor. Porque se persigue algún beneficio o ventaja indebidos, o porque el miedo impide la adecuada formación del acto volitivo".

No obstante la evidente ilegalidad del acto jurídico electoral, Elías Azar recibió el respaldo del PRD, el PAN y el PRI y el caso se resolvió a su favor por parte de un juez federal. Sin embargo la imagen del TSJ quedó seriamente afectada.

La Constitución de la Ciudad de México fue el freno de Elías Azar, acusado de pretender perpetuarse al frente del poder judicial.


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Edgar Elías Azar Constitución CDMX TSJ Consejo de la Judicatura