Ciudad de México 30-05-2017
Detecta relator de la ONU sobre el agua graves problemas en la CDMX
Arbitros

Detecta relator de la ONU sobre el agua graves problemas en la CDMX

Por

Léo Heller recogió denuncias de vecinos en Iztapalapa y Xochimilco que alertan sobre el desvío del agua de sus comunidades hacia zonas residenciales, comerciales y turísticas

Graves problemas en el suministro de agua potable, falta de información sobre su calidad y quejas por su desvío hacia zonas con más altos ingresos económicos, es lo que encontró en su primera visita a la Ciudad de México, Léo Heller, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre agua potable y saneamiento.

Entre el 2 y 12 de mayo el relator de la ONU visitó las delegaciones Iztapalapa y Xochimilco, además de distintos municipios del Estado de México, Veracruz y Chiapas. El viernes pasado presentó un adelanto del informe final que estará listo en septiembre próximo.

"La realidad del acceso al agua para comunidades pobres ubicadas en  áreas rurales dispersas o en la periferia de zonas urbanas y pueblos indígenas, se traduce en un suministro esporádico y poco confiable en cuanto a la calidad del agua, lo cual obliga a muchas personas depender de fuentes poco asequibles e inseguras", señaló el experto originario de Brasil.

Si bien reconoció que los tres niveles de gobierno del país han cumplido con la cobertura de infraestructura hasta en un 90 por ciento,  esto no se traduce a un acceso a los servicios que garantice el cumplimiento de los derechos humanos al agua y saneamiento.

"Hay información en la Ciudad de México que 70 por ciento de la población recibe agua menos de 12 horas al día, eso es muy impactante en un país con altos niveles de Indice de Desarrollo Humano. Es una situación que no es compatible con México y sobre todo con su capital", señaló.

Heller destacó que existen obras hidráulicas bien hechas pero que no funcionan, ya sea porque los gobiernos municipales no cuentan con recursos o personal capacitado para poner en operación esa infraestructura.

Por otro lado, advirtió que existe un control insuficiente de la calidad del agua, "la gente no conoce la calidad del agua consume, falta una norma que garantice que esa información llegue a la gente".

Asimismo destacó que durante su recorrido por las delegaciones de Iztapalapa y Xochimilco, recogió denuncias reiteradas del desvío del agua de las zonas más empobrecidas hacia otras partes, lo que significaría una distribución discriminatoria contraria a los principios de derechos humanos.

"Un barrio marginado en Xochimilco depende del uso de burros para transportar agua, mientras que otras comunidades de la ciudad denunciaron que el agua en sus localidades es desviada para altos usos comerciales, residenciales y turísticos", apuntó el experto.


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: ONU Agua Léo Heller CDMX