Ciudad de México 28-05-2017
El robo de autopartes, ¿un delito de bajo impacto social?
Ideas

El robo de autopartes, ¿un delito de bajo impacto social?

Por

Así como algunas personas creen en Dios y otras en Lionel Messi, yo creo en la estadística. Siempre trato de estar dentro del paraguas protector que las cifras ofrecen, me hago la mastografía anualmente, no uso el celular mientras conduzco y evito los cajeros automáticos a pie de calle.

Así como me gusta aplicar la estadística de manera preventiva, también procuro buscarle explicaciones a los hechos sucedidos. Tristemente el martes pasado fui víctima de un delito de "bajo impacto social". Me robaron las calaveras de mi coche a plena luz del día en una calle transitada del centro de Tlalpan.

Lo primero que debo decir es que el robo de accesorios de auto está clasificado como un delito de "bajo impacto social", eso seguramente porque no impacta en el bolsillo de las personas que hacen la clasificación.

Una vez aclarado lo anterior, y habiendo cotizado en la agencia automotriz la reposición de las piezas que hábilmente desprendieron de mi coche, resulta que el daño asciende a un monto que representa el diez por ciento del valor del carro. Con el dato anterior, y sabiendo de las zonas toleradas en la Ciudad para esta actividad ilícita, claramente podemos imaginar el "alto impacto social" del negocio de las autopartes robadas.

El hecho es que al buscar las estadísticas de este delito de "bajo impacto social" en la Ciudad de México me encuentro con que la cifra total de robo de accesorio de auto pasó de 231 mensuales en febrero de 2016 -lo que significó 8 robos denunciados diario en promedio- a 511 mensuales durante febrero de 2017 -18.3 robos diarios-. Pues resulta razonable que al aumentar en esa escandalosa proporción de 121%, resulta lógico que nos alcance.

Ahora, después de ver las cifras, que por cierto se agradece la facilidad para encontrarlas en la página de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, no me siento más aliviada, más bien me quedé preocupada por el aumento de este delito.

Pero como no todo son malas noticias, ya decidí que la próxima vez que vaya al centro de Tlalpan me iré en taxi, ya que curiosamente el robo en taxi sin violencia pasó en los mismos periodos consultados -febrero de 2016 y febrero de 2017- de 5 robos denunciados al mes -o sea 0.2 en promedio al día-, a 4 robos al mes con un promedio de 0.1 robos al día.

 


Ana Saiz

Ana Saiz es abogada.

El Andén

Etiquetas: Robo autopartes Tlalpan PGJDF