Ciudad de México 23-01-2018
Empresa consentida de Mancera tiene lios con la justicia de EU
Gobiernos

Empresa consentida de Mancera tiene líos con la justicia de EU

Por

Encargada de construir y operar Planta de Termovalorización de la CDMX, Veolia está involucrada en un escándalo por contaminación de agua potable con plomo en Michigan

La empresa  de origen  francés Veolia, que se encargará de construir y operar  la Planta de Termovalorización de Residuos Sólidos de la Ciudad de México a través de su filial Proactiva Medio Ambiente México,  es investigada por la justicia norteamericana tras haber ocultado información sobre la contaminación con plomo del agua destinada al consumo humano en la ciudad de Flint, en el estado de Michigan, Estados Unidos.

De acuerdo con una nota publicada por la Agencia Reuters en junio del año pasado, Veolia fue contratada en 2015 por las autoridades de Flint para determinar la calidad del agua potable en el condado de Genesee, que entonces había sufrido un grave problema de contaminación  por plomo luego de que el gobernador de Michigan, Rick Snyder, decidiera cambiar la fuente de suministro del Lago Huron al río Flint.

El fiscal general de Michigan, Bill Schuette, señaló que tanto Veolia North American como la firma texana Lockwood, Andrews & Newnam (LAN) habrían falseado los informes que verificaban que era seguro beber el agua.

"Fracasaron por completo en su tarea y básicamente la arruinaron. No solo no impidieron el envenenamiento del agua en Flint, sino que la empeoraron. Nuestra investigación penal está en curso y, como declaré y aseguré, se presentarán más cargos", dijo entonces Schuette a Reuters.

Por medio de un comunicado de prensaVeolia calificó los señalamientos en su contra como falsas, inexactas e injustificadas y acusó a las autoridades por desviar su responsabilidad en el caso, además de ignorar las recomendaciones emitidas después de descubrir que el agua no solo estaba contaminada con plomo sino con cobre.

Tres años después un tribunal de distrito en Estados Unidos continúa con la investigación derivada de una demanda interpuesta por habitantes que vieron afectada su salud por el consumo de agua contaminada. En la mira están Veolia y LAN, así como 13 funcionarios estatales involucrados en el escándalo.

Entre 6 mil y 12 mil residentes sufrieron daños en su salud durante la llamada crisis de agua en Flint y 87 personas fueron diagnosticadas con legionelosis, de las cuales 10 perdieron la vida.


El proyecto de la discordia

El pasado 7 de noviembre los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) protagonizaron una gresca en el recinto de Donceles cuando se discutía el dictamen para llevar a cabo el proyecto de construcción y operación de la Planta de Termovalorización "El Sarape", que a través de la combustión de residuos inorgánicos busca generar energía eléctrica destinada para el funcionamiento del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Para los morenistas el irregular contrato con Veolia compromete a la Ciudad de México a cargar con una deuda de 109 mil millones de pesos durante los próximos 33 años, mientras que para el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, el proyecto no implicará mayo gasto para la capital que el que ya tiene por el manejo de la basura, incluso, advierte que a la postre se ahorrarán 12 mil millones de pesos.

Sin embargo, la organización ambiental Greenpeace ha señalado que, de acuerdo con la propia Manifestación de Impacto Ambiental de "El Sarape", la combustión de basura provocará una emisión adicional de contaminantes en una ciudad que ya sufre por la deficiente calidad del aire.

En su página de internet, Veolia México advierte que  el dicho proyecto "representa una alternativa de tratamiento eficaz para los desechos, cumpliendo con la normatividad ambiental, los más altos estándares y las mejores prácticas aplicables a este tipo de instalaciones".

El boletín añade que la empresa ha operado en México desde hace 25 años y que anualmente "gestiona" 2.3 millones de toneladas de residuos sólidos en tratamiento y 800 mil en recolección, además de potabilizar alrededor de 500 mil millones de metros cúbicos de agua, "alcanzando más de 20 ciudades atendidas y 13 millones de usuarios en sus dos actividades".

En la Ciudad de México Veolia también realiza tareas de cobranza, atención al púbico, lectura, mantenimiento e instalación de medidores, mantenimiento al padrón y análisis de consumo de agua, así como tratamiento de aguas residuales y facturación en las delegaciones Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero,a través de concesiones otorgadas por el Sistema De Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).


Saúl Rivera

Politologuea, analiza la vida chilanga. @saulrjz

El Andén

Etiquetas: Miguel Ángel Mancera Planta de Termovalorización Veolia ALDF Agua Contaminación ambiental