Ciudad de México 17-10-2017
Exigen verdad y justicia para costureras
Vida Urbana

Exigen verdad y justicia para costureras

Por

Persisten dudas del número de personas fallecidas, su nacionalidad y las condiciones de trabajo en la fábrica textilera de Chimalpopoca y Bolívar

Este sábado las brigadas de voluntarios concluyeron los trabajos de rescate de la fábrica textil ubicada en la esquina de Chimalpopoca y  Bolívar, pero aún persisten dudas del número de personas fallecidas, su nacionalidad y las condiciones de trabajo existentes en el edificio colapsado por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Autoridades de Protección Civil y del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) de la Ciudad de México han negado sistemáticamente información sobre los nombres de las personas que perdieron la vida, así como la condición migratoria de un número indeterminado de mujeres extranjeras que laboraban en el inmueble de la colonia Obrera.

La idea generalizada entre rescatistas civiles y brigadas feministas es que existe la intención de encubrir las condiciones de explotación a las que estaban sometidas las trabajadoras de Línea Moda Joven, ABC Toys y New Fashion, al menos tres de las empresas textileras que operaban en el inmueble.

De acuerdo con diversas fuentes en ese lugar trabajaban mujeres de Corea del Sur, Taiwán y  Guatemala. También  se conoce el nombre de dos empleadores, Jaime Azkenazi y Jorge Lee.

En los días de rescate voluntarios encontraron entre los escombros identificaciones de mujeres de origen coreano.

El pasado viernes las autoridades determinaron concluidos los trabajos de rescate en el inmueble de Chimalpopoca, desatando el enojo de voluntarios, quienes insistieron en continuar con la remoción de escombros. Al lugar llegaron granaderos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y después de un breve zafarrancho se tomó el acuerdo de no ingresar maquinaria al predio y que los voluntarios civiles siguieran, bajo su propio riesgo, con las labores. No encontraron a ningún otro sobreviviente.

 

"Tu nombre es el mío"

Entre los vestigios del edificio de cinco pisos de Chimalpopoca y Bolívar grupos de feministas se reunieron este domingo para levantar una ofrenda en honor de las trabajadoras fallecidas.

Al centro de un montículo de tierra fue instalada una cruz de madera pintada de rosa con la leyenda: "Tu nombre es el mío, vivas nos queremos".

En la emotiva ceremonia las manifestantes exigieron hacer pública la nómina completa de la fábrica, incluyendo nombres de empleados y empleadores. También pidieron conocer la lista de sobrevivientes, desaparecidos, hospitalizados y fallecidos.

Otra exigencia fue aclarar el estatus legal migratorio de las personas que ahí laboraba, garantizando una indemnización para sus familias y que ninguno de sus miembros sea deportado.

Además de iniciar una investigación para deslindar responsabilidades de empleadores y autoridades, las feministas exigieron a Miguel Ángel Mancera expropiar el predio para crear un espacio dirigido a la atención de mujeres trabajadoras.

 

¿Dónde está Patricia Mercado?

Gloria Juan Diego Monzón, integrante de la Unión de Costureras y Costureros, organización sindical nacida luego de los sismos de 1985, denunció que hoy como hace 32 años las costureras sufren condiciones de trabajo inhumanas al amparo de los gobiernos.

La sindicalista señaló en entrevista que la mayoría de las mujeres que trabajan en las fábricas de ropa tienen jornadas de más de ocho horas, los salarios que cobran son más bajos que los establecidos por la ley, sino es que la mayoría de ellas trabaja a destajo.

"Hoy los salarios son más bajos que en 1985, en lugares como estos pueden cobrar un máximo de 80 pesos diarios".

Advirtió que con la complicidad de empleadores, sindicatos de protección, las secretarías locales de Trabajo y Desarrollo Urbano, se permite la operación de talleres clandestinos que resultan inseguros para cientos de costureras en la capital del país.

"Esas condiciones las pueden cambiar las autoridades, son responsables de que esto suceda", agregó.

Las integrantes de la Unión de Costureras y Costureros exigieron la presencia de la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, quien en 1985 participó en la conformación de organizaciones defensoras de los derechos sindicales de las trabajadoras afectadas por el temblor.


Saúl Rivera

Politologuea, analiza la vida chilanga y jura que juega a las trais con su hijo de año y medio. @saulrjz

El Andén

Etiquetas: