Ciudad de México 25-05-2017
Fernando Espino: de gánster sindical a honesto morenista
Ideas

Fernando Espino: de gánster sindical a honesto morenista

Por

En este mismo espacio hemos dado cuenta más de una vez de los poderes redentores del Peje, capaz de realizar milagros tan increíbles como la conversión de lúgubres personajes, como la del poblano Manuel Bartlett, uno de los herederos de la atroz guerra sucia mexicana.

Pero esta vez el morenismo logró lo imposible: redimir a un político que hasta antes del pasado fin de semana era digno representante de la mafia del poder, un gánster que haría palidecer al mismísimo Jimmy Hoffa, un sujeto que junto con sus familiares y compadres le cuesta unos 800 mil pesos mensuales al Metro de la Ciudad de México.

Imagínese, estimado lector o lectora,  que este hombre fue seis veces diputado y nunca nadie votó por él, siempre respaldado por el PRI, el Verde y el PANAL. En el ya lejano 2002, este político se peleó varias veces con López Obrador, entonces jefe de gobierno del DF.

"¿De cuándo acá un dirigente que tiene 22 años en esa organización se preocupa mucho por la seguridad de los usuarios?",cuestionó entonces el tabasqueño, cuando trabajadores sindicalizados del Metro tomaron las instalaciones de la líneas 9 y B con el pretexto de la inseguridad. Detrás estaba la intención priista de golpear al gobierno del PRD.

Olvidando la historia más reciente y tentados por un puñado de votos, los lopezobradoristas están haciendo alianzas con los personajes más podridos del régimen que dicen combatir, como el líder del sindicato del Metro, Fernando Espino Arévalo, quien ofreció todo su apoyo corporativo a Delfina Gómez, el alma gemela del honestísimo AMLO.

¿Qué tan virtuosa puede ser una propuesta que busca ganar a costa del más inmoral pragmatismo político?


La méndiga coyuntura

Colectivo de periodistas obsesionados con los vicios políticos y virtudes peores

El Andén

Etiquetas: Fernando Espino Morena PRI Metro AMLO Delfina Gómez