Ciudad de México 23-09-2017
La jornada Bejaranista que sacudió a la política chilanga
Ideas

La jornada Bejaranista que sacudió a la política chilanga

Por

El V informe presidencial de Peña Nieto, las rabietas y penar de Ricardo Monreal, la firma del Acuerdo Político de Unidad de AMLO y el destape de Víctor Hugo Lobo para contender en el proceso de definición del PRD a la Jefatura de Gobierno, quedaron a la saga ante la renuncia rimbombante al PRD de la dupla: René Bejarano y Dolores Padierna.

La salida era inminente, lo destacable, el manejo del tiempo político. Ni antes ni después, justo en el momento preciso, previo al evento del tabasqueño en el Monumento a la Revolución, donde se firmó el Acuerdo Político de Unidad, que además sirvió de pasarela de los desvencijados perredistas pero ahora relucientes morenistas.

René Bejarano con su bestialidad política, dicta el Timing y el arte de administrar la información mediática, obligó al resto de los partidos y a sus líderes a tomar decisiones claves para el camino electoral del 2018.

Ahí tenemos al ruinoso PRD durante la aprobación urgente del Frente Amplio Democrático, a Ricardo Monreal replegado ante el embate de su partido y con la incertidumbre de su futuro inmediato, y ni qué decir de la movilidad y reposicionamiento de las huestes bejaranistas.

El profesor coquetea con la camisola guinda que probablemente jamás exhiba en público, porque René Bejarano en su papel de operador político per se, sabe que no volverá a estar en primera fila y al lado de Andrés Manuel a la espera de la foto de otros tiempos.



La méndiga coyuntura

Colectivo de periodistas obsesionados con los vicios políticos y virtudes peores

El Andén

Etiquetas: René Bejarano AMLO PRD Morena Dolores Padierna