Ciudad de México 25-09-2017
Las dos caras de la crisis de agua
Vida Urbana

Las dos caras de la crisis de agua

Por

Inundaciones frecuentes y el 20% de la población sin agua en sus grifos

Debido una mala planeación urbana, infraestructura precaria y el cambio climático, la Ciudad de México enfrenta una crisis del agua, donde por un lado, son más frecuentes las inundaciones y por el otro, dos de cada diez capitalinos no tienen el servicio en su casa.

El crecimiento desordenado de la ciudad ha pavimentado los campos de cultivo y suelos de conservación que alimentaban los mantos acuíferos, estos se están secando, por lo que la ciudad se ve obligada a importa casi el 40% del líquido, además al no ser absorbida, ni reutilizada a gran escala, el agua de lluvia termina colapsando el sistema de drenaje, provocando las inundaciones.

Esto es más alarmante debido a las características del suelo, que en gran parte es barro, el agua que se filtra de las fugas del sistema hidráulico ha favorecido el hundimiento de la ciudad, haciendo más complejo el traslado de agua limpia aquí y el desagüe de las aguas negras, pues tanto el Cutzamala como El Gran Canal luchan contra la fuerza de gravedad.

Generando un círculo vicioso, el hundimiento de la ciudad, aunado a la falta de mantenimiento, han propiciado fugas en las tuberías (se estima que se desperdicia más de la tercera parte del suministro del Cutzamala) y a su vez estas fallas son responsables del hundimiento.

En casos extremos las fisuras en el sistema de aguas,  pueden ocasionar oquedades en las capas de tierra, colapsando la superficie, como recientemente ocurrió en la calle de Humbolt, delegación Cuauhtémoc, el llamado socavón de Reforma.

Las lluvias atípicas de cada año

Otro factor es el Cambio Climático, de acuerdo con estudios internacionales, el promedio anual de precipitación de lluvia en la ciudad de México no ha variado de sus niveles históricos, sin embargo la duración de las temporadas de lluvia se ha reducido, es decir, témenos lluvias más intensas  y periodos de sequía más prolongados. 

El problema no es sólo que las intensas precipitaciones saturen el deficiente drenaje y provoque anegaciones, la capital del país no tiene un sistema eficiente de recolección de agua de lluvia ni  de tratamiento de aguas residuales, esa agua que provoca afectaciones en hogares y vialidades no es aprovechada para las temporadas de sequía y tampoco llega a los acuíferos subterráneos.  

Según un análisis auspiciado por los gobiernos del Reino Unido y Países Bajos, se calcula que en poco más de 30 años, en la Ciudad de México,  el área vulnerable a grandes inundaciones habrá aumentado un 10%, mientras que la captación de agua de los mantos acuíferos se reducirá un 8%.

Desigualdad

Las cifras más conservadoras, señalan que no cuenta con un servicio regular de agua al menos el 20% de la población, concentrada en las comunidades con menores ingresos. 

Tanto así, que durante su estancia en México, el relator de la ONU, Leo Heller, denunció que hay comunidades en Xochimilco e Iztapalapa que no están conectadas al servicio de agua.

"Hay una tendencia de cuanto más pobre, menos horas por semana recibe agua", señaló.

 Fotografía: web

 


Staff C / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Crisis del agua Inundaciones Sequías Cambio Climático