Ciudad de México 18-10-2017
No son los sismos, es la corrupcion la que cobra vidas
Vida Urbana

No son los sismos, es la corrupción la que cobra vidas

Por

Las muertes por terremotos están ligadas, más que al fenómeno natural en sí, a negligencia humana producto de la corrupción.

Si bien es imposible calcular en que momento ocurrirá un sismo fuerte, es posible minimizar las pérdidas humanas y materiales ocasionadas, de hecho de acuerdo con estudios internacionales las muertes por terremotos están ligadas, más que al fenómeno natural en sí, a negligencia humana producto de la corrupción.

La información señala, analizando los más de 400 terremotos registrados en 75 países en los últimos 15 años, que la corrupción en el sector de la construcción es mortal cuando ocurre en áreas propensas a actividad sísmica.

En los edificios colapsados es donde fallece el mayor número de gente, pero en lugar de culpar al abrupto movimiento geológico, tendríamos que señalar la responsabilidad de los funcionarios públicos, contratistas e inspectores de construcción. Pues es la corrupción quien en realidad cobran vidas, a través de la otorgación de permisos irregulares, el incumplimiento en los códigos de construcción y la laxa inspección.  

México se sitúa sobre tres grandes placas tectónicas y la capital del país ya había vivido los estragos de un fuerte sismo, de hecho es a partir del fenómeno de 1985 que se modifican las normas de construcción, por eso al margen de las labores de rescate es importante se haga un peritaje puntual en las edificaciones siniestradas tras el sismo del pasado martes.

Aunque no todos, varios de los edificios colapsados fueron hechos después de 1986 (año en que se expidieron los nuevos protocolos de construcción).

Por ejemplo la parte derrumbada de la escuela Enrique Rébsamen que, de acuerdo con los vecinos de Tlalpan, no tenía más de tres años de haber sido agregada a la construcción original, o  el desarrollo habitacional en Emiliano Zapata 58, colonia Portales, con apenas un año de estrenado y que aún tenía departamentos en renta.  

Producto del sismo de 7.1 grados del pasado 19 de septiembre, los datos oficiales arrojan, hasta el momento, un saldo de 106 muertos y 38 inmuebles colapsados en la Ciudad de México, aún es temprano para saber hasta qué punto se violaron normas, pero sabiendo el papel que desempeña la corrupción, en México en lo general y en el sector de la construcción en lo particular, resulta urgente saber que ocurrió en cada caso y sancionar a los empresarios y funcionarios responsables, para que ahora sí, como estaba pensado desde hace 32 años, la tragedia no vuelva a ocurrir.

 Fotografía: web

 


Staff C / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Sismo CDMX Corrupción