Ciudad de México 26-07-2017
¿Que le toca a cada quien?
Partidos

¿Qué le toca a cada quién?

Por

Sheinbaum, Monreal y Batres quieren la Jefatura de Gobierno, pero solo uno ganará el juego

De acuerdo con Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, el proceso de selección de todos sus candidatos para competir en las elecciones del próximo año será por medio del consenso entre los aspirantes y con la mediación de los consejos estatales.

Si no se concretan los acuerdos para definir a los representantes del partido, la salida será la encuesta. El próximo 3 de septiembre se conocerá cuántos consensos se lograron y cuántas encuestas se realizarán.

Sin embargo los lineamientos aprobados el fin de semana pasado dejan claro que el propio Consejo Nacional será el órgano encargado de ratificar las candidaturas aun cuando estas sean definidas por medio de consultas entre militantes o la población en general. De esta forma la designación final de las candidaturas correrá a cargo de la cúpula de Morena, independientemente de la popularidad de los aspirantes o la correlación de fuerzas de los grupos en una determinada entidad.

Con las reglas del juego claras, los tres aspirantes de Morena a la Jefatura de Gobierno aceptaron que sea el consenso y no una encuesta el método para designar a uno de ellos como candidato o candidata.

En los últimos días se ha mencionado el nombre de la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, como la probable abanderada morenista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, aun cuando El Financiero da la ventaja al delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

Puedes leer:Monreal es el favorito para ser el candidato de Morena

Un estudio de Parametría publicado en mayo pasado dio la ventaja al presidente de Morena en la Ciudad de México, Martí Batres. En los dos documentos Sheinbaum Pardo aparece en el último lugar de las preferencias -incluso por debajo del senador Mario Delgado- lo que no implica que la intención del voto por Morena se vea afectada; sea quien sea el candidato el partido de Andrés Manuel López Obrador se perfila como el favorito para gobernar la ciudad, el problema está en la distribución de los espacios para los que no obtengan la candidatura.

Te puede interesar: Las tres plataformas morenistas para la CDMX

Si es Sheinbaum la elegida la atención estará enfocada en Monreal, quien ha insistido que no tiene un plan B y no traicionará a López Obrador, sin embargo podría escoger entre dos opciones: una someterse a la decisión de la dirigencia de Morena y en todo caso reclamar la titularidad de la Secretaría de Gobernación, siempre y cuando el tabasqueño gane y se reconozca su triunfo en 2018, o bien,  Monreal Ávila puede optar por una candidatura independiente a la Jefatura de Gobierno o en un caso extremo convertirse en el abanderado de la versión local del Frente Amplio Democrático.

Si Monreal es el designado, Sheinbaum podría llegar al gabinete lopezobradorista. Sin duda alguna se trata de un perfil que está dentro del círculo rojo de Morena y bien podría convertirse en secretaría de Gobernación o por su perfil técnico dirigir un área de gobierno en materia medioambiental, movilidad o de gestión de recursos naturales; sin embargo un puesto de este tipo le podría restar influencia política.

En cualquiera de estos dos escenarios Martí Batres podría convertirse en senador por la Ciudad de México, ahora que si es el elegido para ser candidato a la Jefatura de Gobierno, tanto Monreal como Sheinbaum encontrarían lugar en el gabinete de López Obrador, el riesgo es que Morena no gane las elecciones a la Presidencia de la República. El riesgo para Martí es que juegue hasta el final las dos posiciones y pierda su espacio prometido en el Senado.


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Claudia Sheinbaum Martí Batres Ricardo Monreal CDMX Morena