Ciudad de México 17-10-2017
Rodolfo fue el ultimo en ser rescatado
Vida Urbana

Rodolfo fue el último en ser rescatado

Por

Sus compañeros de trabajo saben que la vida les dio una segunda oportunidad

Irónicamente, el edificio que remodelaba y que estaba a dos días de inaugurarse, fue el que sepultó a Rodolfo Molina Campos, entre miles de toneladas de escombro en Álvaro Obregón 286, tras el sismo del 19-S

Era el carpintero que se encargaba de hacer los muebles para oficinas nuevas en el tercero y quinto puso, y fue el único del equipo de cuatro personas que hacían la remodelación, que no alcanzó a salir.

Tras 15 días de permanecer entre los escombros, los brigadistas recuperaron su cuerpo, fue el último en ser rescatado en ese inmueble y en toda la Ciudad de México. Con él las autoridades declararon concluidas las tareas de búsqueda y rescate.

Fueron dos semanas de incertidumbre para familiares y compañeros de trabajo, originarios de Ecatepec, quienes diariamente mantuvieron guardias, en el plantón del inmueble que colapsó en menos de un minuto el 19-S.

El 25 de septiembre sus compañeros confiaban en que al retirar losas del quinto piso Rodolfo sería el primero en salir, pero no fue así, pues quedó hasta abajo en medio de torres de cemento y piedra

"Estuvimos al tanto de información, en lo que pudimos ayudamos, en colocar polines, cargar herramienta, llevar comida, apoyo en electricidad, tratábamos de ayudar a otras personas para distraer la mente y cooperar en algo, teníamos que estar ahí hasta que saliera", relató su compañero Eduardo Monroy.

Siempre hubo alguien en guardia, ya sea sus compañeros de trabajo o familia: hermanos, esposa o su hija mayor.

Rodolfo tenía meses afligido y preocupado por la salud de su hijo Alexis, un joven que en febrero fue diagnosticado con insuficiencia renal y requería un trasplante.

"Hicieron estudios a los familiares y el único que salió compatible para el trasplante fue Rodolfo; estaba pasando por momentos difíciles por la salud de su hijo y lo demandante que era el trabajo".

En el equipo saben que la ausencia de Rodolfo duele y se notará en el trabajo; era el maestro en carpintería, la mano derecha del arquitecto, el que daba la cara bonita a los muebles de oficina.


En la foto, de izquierda a derecha, Eduardo y Rodolfo.


Enrique García, Eduardo Monroy y José Antonio Vázquez saben que tras dar el último adiós a su amigo, tienen que seguir adelante por sus familias y porque la vida les dio una segunda oportunidad, pues en cuanto salieron del edificio por las escaleras de emergencia, el edificio de seis colapsó.

"Nos sentimos afortunados cada uno de nosotros, porque salir sin ni siquiera una lesión grave nos sentimos afortunados, nuestra prioridad era encontrar a Rodolfo. Y ahora volver a empezar con nuestras vidas, ahora somos más unidos, somos más solidarios, nos cambió la vida".


Almendra Vázquez

Apasionada de la comunicación, mantiene el gusto de teclear entre audios y tareas de preescolar de su hijo. Presume un buen sazón en la cocina.

El Andén

Etiquetas: Rodolfo Molina Rescate Álvaro Obregón 286 Eduardo Monroy