Ciudad de México 23-09-2017
Rosario Robles, la experta operadora
Partidos

Rosario Robles, la experta operadora

Por

La exjefa de gobierno no ha dicho que sí, pero es hasta ahora el perfil más visible del PRI para competir en 2018 por la Ciudad de México

El nombre de Rosario Robles es el que más se menciona de la baraja de perfiles que podrían ser candidatos del PRI para competir en 2018 por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Si bien es cierto que la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no ha confirmado en ningún momento su interés de participar en los comicios, es innegable que tiene un pie puesto en la capital. Por un lado, su presencia en el tricolor de la ciudad a través de su hija Mariana Moguel,  sirve de contrapeso al liderazgo que mantiene desde las sombras Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por el otro, no está de menos recordar que fue ella una de las principales operadoras del PRD que garantizaron el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en 1997.

Economista por la UNAM, Robles Berlanga fue pieza clave de la izquierda en la Ciudad de México hasta llegar a ser en jefa de gobierno sustituta, luego de que Cárdenas se lanzara por tercera ocasión como candidato a la Presidencia de la República.

Más tarde apoyaría la candidatura de López Obrador por la Jefatura de Gobierno y se convirtió en presidenta del sol azteca, hasta que en 2003 fue separada del cargo por los malos resultados del partido en las elecciones intermedias. Un año más tarde fue arrastrada por la ola de los videoescándalos.

En medio de la tormenta René Bejarano declaró que el dinero que recibió del empresario Carlos Ahumada terminó en manos de Rosario Robles, a quien nunca se le comprobó ninguna responsabilidad pero terminó renunciando al PRD y alejada de la vida pública hasta que fue rescatada por el PRI y Enrique Peña Nieto.

Con la victoria tricolor de 2012, Robles se convirtió en secretaria de Desarrollo Social y operó la Cruzada Contra el Hambre, una de las principales banderas del nuevo gobierno en política social. Desde entonces el perredismo la ha acusado una y otra vez de utilizar los programas sociales federales en una estrategia priista de reconquista de la Ciudad de México.

La viabilidad de una candidatura para Rosario Robles está en duda, toda vez que la ley prohíbe la reelección del jefe de gobierno, aun habiendo ocupando ese cargo de manera provisional o en sustitución de su titular. Sin embargo existe un comodín jurídico que podría beneficiar a la experredista.

En 1997 Manuel Camacho Solís decidió competir por la Jefatura de Gobierno, pero se topó con la prohibición de la reelección, ya que entre 1988 y 1993 fue regente del entonces Departamento del Distrito Federal.

Entonces solicitó un amparo que vio luz verde pero nunca utilizó por la sencilla razón de que ni siquiera compitió en la elección. El fallo favorable de los jueces existe y podría ser capitalizado en 2018 por Rosario Robles.


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Rosario Robles PRI CDMX Jefe de Gobierno