Ciudad de México 19-10-2017
Todo por unos tacos
Ideas

Todo por unos tacos

Por

¿Extorsión del INVEA, pleito familiar o despojo por encargo del narco? Cada quien da su versión de la clausura del Borrego Viudo, una taquería del rumbo de Tacubaya famosa por aplacar las borracheras de los chilangos trasnochados.

Con el pretexto de vender chelas sin permiso, el establecimiento (también célebre por permanecer abierto las 24 horas del día) fue clausurado durante unas cuantas horas, las suficientes para que el escándalo tocara al mismísimo Miguel Ángel Mancera, quien por enésima vez negó la presencia de la delincuencia organizada en la ciudad, aunque los informes de la DEA y la PGR revelen lo contrario, pero ese es otro tema.

Y es que una de las versiones que circulan en los periódicos señala que desde marzo pasado La Unión Tepito se apropió por la fuerza del establecimiento. Se trata del mismo grupo delincuencial que disputa el control de la venta de drogas y cobro de piso en la Roma y la Condesa, dos colonias cercanas a la taquería.

El representante legal del Borrego, sin embargo, acusó a funcionarios del INVEA de exigirles un mochepor 100 mil pesos a cambio de no poner los sellos de clausura. El intento de extorsión habría detonado la furia de parrilleros, meseros y pastoreros que se jalonearon con los antimotines a la mitad del Viaducto para impedir el cierre de su centro de trabajo.

Fiel a su estilo, La delegada Xóchitl Gálvez también intervino en la bronca y desde las redes sociales denunció las frecuentes e injustas verificaciones de que son objeto los comerciantes de la Miguel Hidalgo. Por supuesto como telón de fondo está el añejo pleito entre Meyer Klip, titular del INVEA y Arne aus den Ruthen, el excity manager de la delegación y hoy líder de las brigadas Poder Anti Gandalla.

Parece ser que detrás de todo este embrollo (más bien guacamole, para ponerse en onda con el tema de los tacos) se encuentra una disputa familiar por una herencia. Ni más ni menos... ¿o sí será cierto lo de los mafiosos tepiteños?

Sin embargo el asunto escaló a tal punto que no estaría de más comenzar a cuestionarse seriamente qué hace el INVEA y si en todo caso no sería más conveniente pensar en su desaparición, además de adoptar un modelo de verificación a cargo de las nuevas alcaldías.


La méndiga coyuntura

Colectivo de periodistas obsesionados con los vicios políticos y virtudes peores

El Andén

Etiquetas: Borrego Viudo Invea Miguel Ángel Mancera Delincuencia organizada Unión Tepito Meyer Kilp Xóchitl Gálvez