Ciudad de México 18-10-2017
Vecinos desalojados se enfrentan a Kafka
Vida Urbana

Vecinos desalojados se enfrentan a Kafka

Por

En Pestalozzi y Rebsamen, los 112 departamentos no serán demolidos, pero los vecinos están perdidos en el laberinto burocrático

En las calles de Pestalozzi y Rebsamen no ha vuelto a la normalidad: 112 departamentos del conjunto de edificios de ladrillos que le daban vida a esa zona están desalojados, la calle está cerrada parcialmente y hay dos improvisados módulos de vigilancia.

El daño en los edificios ubicados en los números 21 y 27 de Pestalozzi y 18 y 22 de Rebsamen se ve muy alarmante: hay agujeros en los muros, grietas en forma de cruz, grietas en forma de escalera, escombro tirado en la calle. Sin embargo, una mirada más atenta muestra los muros de carga intactos. Lo que se cuarteó y lo que se cayó son cubos hechos de ladrillo.

Aun así, el edificio no puede habitarse.

"Sí podemos pasar, tenemos un dictamen de Protección Civil que nos permite entrar por nuestras cosas pero no por muebles. Y nadie puede vivir ahí", dice una de las propietarias que pasó a llevarse algunas cosas en cajas de cartón, "nos dicen que no tiene daño estructural. Lo importante es que nadie murió".

Frente a los dos edificios de Rebsamen hay un policía de la Ciudad de México. Está ahí para evitar que los departamentos sean asaltados, pues se puede entrar por algunos de los agujeros y los bienes de los inquilinos y propietarios siguen ahí.

"Hay un elemento las 24 horas. Pero no podemos impedir que entren los inquilinos, tienen un dictamen de Protección Civil que se los permite", dice parco el uniformado.

A un lado de él, un vecino tiene un improvisado módulo con agua y algunos alimentos. Son para él y para el policía y para quien venga a cuidar el edificio.


Perdidos en el laberinto

El vecino que hace guardia en Rebsamen no sabe cuánto cuesta reparar el edificio y tampoco sabe de dónde saldrán los recursos.

"¡Hemos ido a todo! Hay como 20 dependencias, en todas estamos metiendo solicitudes, hasta para ayuda internacional. Hasta ahora no sé de dónde saldrá el recurso para la reconstrucción", dice, "pero hemos ido a todos".

¿Lo están buscando de manera individual o están organizados?, se le pregunta.

"No, no se puede de uno por uno", responde.

En la calle de atrás, en Pestalozzi, hay otro vecino que va informando a los que llegan en qué va todo.

"Primero lo de Protección Civil. Ahí nos ayudaron, no nos cobraron los dictámenes, ya vino el DRO y ya tenemos eso. Ahora falta ver qué se necesita arreglar y cómo. Luego, ver cuánto cuesta y de dónde sale. En eso vamos".

También él dice que ninguno de los cuatro edificios tiene daño estructural. Nadie puede estar ahí, sin embargo, porque hay riesgo de derrumbe de paredes, ladrillos, vidrios.

Por la misma razón, la zona está acordonada. 





Staff A / El Andén

Información política urbana.

El Andén

Etiquetas: Sismo Reconstrucción 19S CDMX