Ciudad de México 25-09-2017
Xochitl, la unica opcion fuerte del PAN en la CDMX
Partidos

Xóchitl, la única opción fuerte del PAN en la CDMX

Por

Fiel a su propia agenda, la delegada en Miguel Hidalgo no tiene la mejor de las relaciones con la dirigencia panista de la Ciudad de México

Alejada muchos años de los reflectores políticos, Xóchitl Gálvez reapareció durante el proceso electoral de 2015 para arrebatar al PRD la delegación Miguel Hidalgo. Hoy en día se perfila, sin ser militante de algún partido político, como la única aspirante fuerte del PAN para competir por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Si las encuestas advierten un avance del PAN se debe sin lugar a dudas a la imagen que proyecta Xóchitl Gálvez, quien de acuerdo con el último estudio de El Financiero es una de las figuras políticas más conocidas y mejor evaluadas por los capitalinos.

Originaria del Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo, Gálvez Ruiz suele manifestar en las entrevistas estar orgullosa de su origen otomí. Su personaje y su original estilo es el resultado de un largo proceso que inició cuando los cazatalentos de Vicente Fox la invitaron a formar parte del gobierno de la alternancia.

Ingeniera en computación por la UNAM, especialista en robótica, inteligencia artificial, edificios inteligentes, sustentabilidad y ahorro de energía, la hidalguense comenzó su carrera política como presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, puesto que dejó seis días después del arribo de Felipe Calderón a Los Pinos en 2006.

Cuatro años más tarde participaría como candidata del PAN-PRD-Convergencia a la gubernatura de Hidalgo. En 2012 buscaría si éxito un espacio en el Senado. Desde entonces se enfocó a su carrera empresarial, hasta que el PAN la buscó para competir por la delegación Miguel Hidalgo.

"El PAN decidió buscar una figura disruptiva. Y creo que se está logrando el objetivo", dijo alguna vez para El Andén en medio de una tormenta desatada entre los panistas de Miguel Hidalgo descontentos por su postulación.

Ya en el gobierno delegacional, Gálvez siguió provocando polémicas con la creación de la figura del city manager a cargo de Arne aus den Ruthen  o la utilización de Periscope para documentar operativos de la delegación, pero también momentos privados de la clase política, como la transmisión en vivo de una fiesta de cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos.

Fiel a su propia agenda y estrategia, la delegada en Miguel Hidalgo no tiene la mejor de las relaciones con la dirigencia panista de la Ciudad de México.

El desencuentro se agudizó con la asignación presupuestal de este año a las delegaciones. Insólitamente Xóchitl Gálvez se alió con delegados de Morena para llevar la pelea a la Suprema Corte. Y es que la alianza del PAN y el PRD en la Asamblea Legislativa implícitamente sirvió para golpear s sus adversarios, y en esa lista estaba el nombre de la delegada en Miguel Hidalgo.

Si bien el PAN logró desplazar al PRD al tercer lugar de las preferencias de los capitalinos, lo cierto es que en el escenario albiazul no figura nadie más que Xóchitl Gálvez, quien hasta el momento ha sido lo suficientemente precavida para adelantar un destape que la comprometa con las condiciones impuestas por el partido, particularmente de su máximo líder en la ciudad, Jorge Romero.


Saúl Rivera

Politologuea, analiza la vida chilanga y jura que juega a las trais con su hijo de año y medio. @saulrjz

El Andén

Etiquetas: Xóchitl Gálvez Miguel Hidalgo PAN Jefatura de Gobierno